lunes, 21 de enero de 2008

Medicamentos genéricos

Un medicamento genérico es una medicina vendida sin el rótulo de una marca comercial, que tiene un principio activo similar, forma farmacéutica, composición y bioequivalencia que un equivalente medicamento de marca. Puede reconocerse porque en el envase del medicamento figura el nombre de la sustancia de la que está hecho (principio activo, en la nomenclatura DCI) seguido del nombre del laboratorio fabricante. En España, además, se agregan las siglas EFG (Especialidad Farmacéutica Genérica).
Un medicamento genérico puede ser elaborado una vez vencida la
patente del medicamento de marca siempre que reúna todas las condiciones de calidad y bioequivalencia (OMS-OPS). También debe ofrecer la misma seguridad que cualquier otro medicamento. Todos los fármacos aprobados por un Ministerio de Salud o autoridad sanitaria que tenga dicha tarea, han de pasar por los mismos controles de calidad, seguridad y eficacia. Por lo general también esta incluidos un Formulario Nacional de Medicamentos.

Ventajas
La principal ventaja de un medicamento genérico frente a un medicamento de marca es el menor costo, ya que el genérico no requiere
inversión en investigación, desarrollo y promoción. Además de la ventaja del precio, estos medicamentos cumplen con los mismos registros sanitarios que los medicamentos de marcas y tienen la misma eficacia sobre el organismo.

Desventajas
Estas pueden ser:
Errores por
sustitución o falsificación
Pérdida de eficacia
Aparición de nuevos
efectos secundarios
Menor calidad
Mayor variabilidad (color, forma, etc)
Corrupción,
competencia desleal.
Interrupción del circuito Educación-Investigación-Desarrollo
Los factores que pueden establecer diferencias clínicamente apreciables entre medicamentos genéricos y de marca son:
El tamaño de partícula, sus formas e
isómeros.
Forma de la sustancia química:
solución o sal y tipo de sal.
Recubrimientos, números de tipos.
Grado de hidratación del cristal o adición de sustancias deshidratantes al envase o hidratación del diluyente, vehículos, etc.
Agentes correctores del sabor y colorantes.
Dosis y cantidad del medicamento, distribución, tamaño del comprimido o proporción superficie/comprimido.

2 comentarios:

Irene dijo...

Hola Miguel , me gustaría sugerirte otro tema muy interesante (además de los expuestos en tu blog), los "Placebos".

Los placebos son sustancias que se prescriben como fármacos pero que contienen elementos químicos inactivos.

Un verdadero placebo imita exactamente a un fármaco real, pero está formado por sustancias químicas inactivas, como el almidón o el azúcar. Los placebos se usan en la investigación clínica para compararlos con fármacos activos. En circunstancias muy específicas, el médico puede prescribir un placebo para aliviar los síntomas, si cree que un fármaco con un principio activo no es el adecuado.


P.D Me ha gustado mucho tu blog ,además nos viene muy bien para adentrarnos en el mundo de la Farmacología, asignatura que estudiaremos en breve.

Un Saludo.

yuko0bcn dijo...

Gracias por la información. Los medicamentos genéricos, tienen una gran ventaja, y es que al no tener que invertir en I+D el coste de venta es menor.
Además, tanto los medicamentos genéricos (EFG) cómo los principios activos (formoterol, salmeterol, etc.) son igual de eficaces que los "de marca"